martes, 31 de enero de 2017

Otra vuelta de tuerca de Henry James



Buenas y calurosas tardes! Hoy les traigo la reseña  de Otra vuelta de tuerca, un libro clásico de la literatura gótica.
Resultado de imagen para Otra vuelta de tuerca
Título original: The turn of the screw
Autor: Henry James
Año de publicación: 1898
Editorial: Anaya
Páginas: 204

Contratada (sinopsis)
Una joven inglesa llega a una vieja mansión en el campo para encargarse de la educación de un niño y una niña que han quedado huérfanos. Poco tiempo después de su llegada, descubre que los niños reciben periódicas " visitas" de sus antiguos preceptores, un hombre y una mujer que habían muerto hacía más de un año.
La institutriz, horrorizada, decide hacer lo posible par defender a los niños, cuya custodia se le ha encomendado, y trata de interponerse entre ellos y los dos fantasmas. Con esta historia, aparentemente tan sencilla, Henry James logró realmente el "más difícil todavía": dar otra vuelta a esa "tuerca" que hay escondida en todo relato de terror.

Opinión personal
Empecé a leer el libro en las acciones de invierno, tiene una escritura un poco densa y llegué un poco menos que a la mitad y lo dejé, tenía otras cosas que hacer. Me obligué a retomarlo ahora debido a la Summerthon y finalmente lo terminé de leer.
Es una buena historia que logra condensar el misterio de lo que está ocurriendo hasta hacerme perder la paciencia. Juro que tanta vuelta y palabrería redundante casi acaban conmigo. Queda muy claro que los niños son lo más perfecto que existe en este miserable mundo, y es hartante. Muy buen, luego tendremos el inconveniente de que estas apariciones sólo "aparecen" de vez en cuando y, la vuelta, está en que creo que se basa el libro, la pobre mujer empieza a perder los nervios. Además de que la ama de llaves no ve nada extraño, pero puede reconocer las descripciones que hace de los difuntos... O sea, si aparecieron son ellos, pero el drama está en todo lo que la institutriz imagina sobre estas presencias. También hay que tener en cuenta el ambiente gótico, el viejo caserón de Bly lleno de habitaciones vacías y oscuras *en este punto y otros, me recordó a la película Los Otros*
"Lo que me hizo pararme en el acto, con un sobresalto que nada de cuanto veía podía justificar, fue la sensación de que mi fantasía, de golpe, se había hecho realidad. ¡Él estaba allí! En realidad se encontraba en lo alto, más allá del césped, en la sima de aquella torre que flora me había mostrado la primera mañana después de mi llegada."
Finalmente se hace un libro extenso y apremiante a la vez, parece que no avanza y mientras seguimos a la joven en sus pensamientos y esperamos ver aparecer a la fantasmas y más, saber qué está pasando. Sinceramente, estuve a punto de saltarme lo que quedaba y leer directamente el final.
Los personajes de los niños me resultan poco carismáticos y no simpatizo con ellos, no me agradan... La señora Grose, no sé muy bien qué podría decir de ella... 
Lo que más raro (?) me resultó fue la definición de caracteres por clases sociales. O sea, si sos la ama de llaves es obvio que sos ignorante y poco inteligente. Los niños, aunque niños, son los señores y ellos lo saben, es complicado el trato de la autoridad que debe ser impartida por alguien ajeno a la familia en su propia casa... 
Creo que es un buen libro, definitivamente no esperaba nada y no me sorprendió. No me parece malo, solo que el lenguaje y la escritura y yo no congeniamos del todo.

¿Lo leyeron? Cuénteme qué piensan. Los leo.

Meri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario